Noticias

Los vínculos hallados entre el fabricante de Pegasus, NSO, y el poder israelí


Las revelaciones hechas desde el domingo relativas al uso del software de espionaje Pegasus para vigilar periodistas y activistas a través del mundo han llamado la atención de los medios de comunicación sobre los vínculos que pueden existir entre el poder israelí y NSO, el fabricante de Pegasus.

El presidente Emmanuel Macron, su antiguo primer ministro Édouard Philippe y una docena de ministros franceses. Ese es el primer círculo del presidente de la República que se encuentra en una lista de objetivos potenciales de ciberespías marroquíes que cuentan con una herramienta israelí muy poderosa de vigilancia, Pegasus, según las revelaciones del consorcio de periodistas de investigación Forbidden Stories y del diario ‘Le Monde’, el martes 20 de julio.

“Si los hechos son demostrados, evidentemente son muy graves”, reaccionó el Elíseo contactado por ‘Le Monde’. Marruecos se encargó de sostener que no utilizaba Pegasus, y NSO –el ahora famoso fabricante israelí del software de espionaje– añadió que Emmanuel Macron “no es y nunca fue un objetivo o nunca fue seleccionado como un objetivo por clientes de NSO”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, habla por teléfono durante una cumbre de la UE en Bruselas, el 20 de julio de 2020. © John Thys, AFP

Netanyahu primero, luego NSO

Sólo falta la reacción por parte de las autoridades israelíes. El papel del Estado hebreo en la exportación de Pegasus y sus eventuales vínculos con NSO son, en efecto, objeto de una atención mediática creciente mientras los giros en este escándalo se multiplican.

Rabat empezó a utilizar esta herramienta de vigilancia en 2019, poco después de que Marruecos e Israel retomaran las relaciones comerciales que desembocaron en una normalización de las relaciones diplomáticas en diciembre de 2020, resaltó la investigación de Forbidden Stories.

Misma coincidencia con Hungría e India. Ambos Estados están bajo sospecha de haber puesto en marcha la máquina de espionaje Pegasus en 2019 tras las visitas oficiales del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu a ambos países.

“Allí donde llega Netanyahu, NSO lo sigue”, afirma el periódico israelí de centro-izquierda ‘Haaretz’, que recuerda que Arabia Saudita firmó un acuerdo con el fabricante de Pegasus durante las negociaciones sobre el acuerdo de normalización de las relaciones con Israel.

Una mujer visita el sitio web del programa espía Pegasus, fabricado por Israel, en una oficina de la capital chipriota, Nicosia, el 21 de julio de 2021
Una mujer visita el sitio web del programa espía Pegasus, fabricado por Israel, en una oficina de la capital chipriota, Nicosia, el 21 de julio de 2021 Mario GOLDMAN AFP

En pocas palabras, se sospecha que el Estado hebreo utiliza NSO como “una herramienta de negociación” para alcanzar sus objetivos diplomáticos, incluso a costa de poner un “arma de vigilancia masiva” en manos de Gobiernos con sabidas inclinaciones autoritarias, resume el ‘Financial Times’.

“Es seguro que, en términos de imagen, todo este asunto es perjudicial para la reputación de Israel”, reconoce Daniel Cohen, especialista en temas de ciberseguridad del Instituto Internacional de Investigación sobre el Terrorismo de Herzliya, contactado por France 24.

Pegasus: ¿una influencia en las negociaciones?

Si bien el Gobierno israelí y NSO no han reconocido nunca de manera oficial que el acceso a esta tecnología de ciberespionaje podría ser parte de negociaciones diplomáticas, la hipótesis “parece plausible” para Lior Tabansky, autor del libro “Ciberseguridad en Israel” e investigador del Centro de Investigación Interdisciplinario en Cibernética Blavatnik de la universidad de Tel Aviv, contactado por France 24.

Primero porque cada venta de Pegasus a un Estado extranjero “está supervisada por el ministro israelí de Defensa”, recuerda este especialista. Dicho de otro modo, el Gobierno ejerce un control sobre las exportaciones de esta herramienta.

Pero también porque “Benjamín Netanyahu ha seguido una estrategia que consiste en tratar de aprovechar la relativa ventaja de Israel en los sectores de innovación para alcanzar objetivos políticos y diplomáticos”, resume Lior Tabansky. Para este experto, Israel puede haber utilizado NSO “así como otros países se sirven de sus conocimientos en armamento para negociar ciertas alianzas”.

Con una leve diferencia, precisa Daniel Cohen. “No está entre las costumbres de Israel poner sobre la mesa negociaciones de armas digitales ofensivas”, afirma este especialista del Instituto de Investigación sobre el Terrorismo. Si Pegasus fue utilizado como herramienta diplomática, “las discusiones tuvieron que haber ocurrido a puerta cerrada, lejos de las negociaciones oficiales”, apunta.

Por su parte, Cohen considera más bien que el acceso a Pegasus para países como Arabia Saudita o Marruecos se dio “de manera natural tras la mejora de las relaciones diplomáticas con Israel”. Era una especie de cláusula tácita: los países entendían que al retomar un diálogo más sereno podrían procurarse con más facilidad esta tecnología tan codiciada sin temer un veto del Gobierno israelí.

La tesis del acceso oculto a Pegasus para espías israelíes

Asimismo, varios responsables europeos y estadounidenses de temas de seguridad nacional afirmaron ante el ‘Washington Post’ que Israel también estaría utilizando NSO como caballo de Troya para sus espías. “Sería insensato pensar que NSO no comparte las informaciones que recolecta sobre sus clientes con los servicios de inteligencia”, afirma de manera anónima un antiguo responsable estadounidense de Seguridad Nacional, entrevistado por el ‘Washington Post’.

Bajo esta hipótesis, el software Pegasus estaría dotado de un acceso oculto que les permitiría a los espías israelíes conectarse a distancia para saber a quiénes vigilan los clientes de NSO.

Foto de archivo tomada el 28 de agosto de 2016, frente al edificio que alberga al grupo israelí NSO, en Herzliya, cerca de Tel Aviv.
Foto de archivo tomada el 28 de agosto de 2016, frente al edificio que alberga al grupo israelí NSO, en Herzliya, cerca de Tel Aviv. © Jack Guez / AFP

Un escenario que la empresa israelí calificó como “pura teoría de complot”. No sorprende que el grupo rechace esas acusaciones: “Si se demuestra que su software dispone de un acceso oculto, NSO correría el riesgo de perder la totalidad de sus clientes, para quienes la discreción es fundamental”, afirma Daniel Cohen.

A Cohen no le “sorprendería” que los servicios de inteligencia israelíes hayan tratado de tener acceso a los datos de Pegasus. Pero la tesis de un acceso oculto no encaja con el perfil atípico de NSO. “No es la empresa israelí clásica del sector militar o de inteligencia”, resalta.

Los dos fundadores principales –Shalev Hulio y Omri Lavie– no fueron miembros de la unidad 8.200, la famosa escuela de ciberespías, a diferencia de una gran cantidad de emprendedores israelíes que fundaron empresas de inteligencia digital. “Es una de las pocas empresas de ese sector que no tiene ningún vínculo demostrado con la inteligencia militar”, apunta Lior Tabansky.

NSO también está parcialmente en poder de inversionistas estadounidenses, lo cual refuerza la imagen de una empresa más independiente del poder israelí que la mayor parte de sus competidores nacionales. Hasta tal punto, de hecho, que “cuando NSO le propuso al Gobierno una herramienta de rastreo de casos de Covid-19 al comienzo de la epidemia, este último lo rechazó argumentando que no confiaba en una empresa completamente privada”, indica Cohen.

Es entonces una empresa en la cual el mismo poder israelí no confía por completo, que le ha significado a Israel ser acusado de haber aprobado exportaciones de herramientas de vigilancia que habrían servido para espiar periodistas, activistas e incluso tal vez jefes de Estado.

Para tratar de mitigar los estragos, el Gobierno anunció el martes en la noche el establecimiento de una “comisión” para pensar en las reformas que deben implementarse, con el fin de evitar que la historia se repita y que Pegasus se encuentre de nuevo en manos incorrectas.

*Este artículo fue adaptado de su original en francés



Source link

Related posts

los preparativos de un juicio histórico

admin

A un año de su asesinato, Francia le rinde homenaje al profesor Samuel Paty

admin

Emmanuel Macron es abofeteado por un hombre durante un viaje oficial a Drôme

admin

Leave a Comment