Noticias

problemas en el partido Agrupación Nacional de Le Pen


Descendiendo en las encuestas, apartada del debate televisado entre Jean-Luc Mélenchon y Éric Zemmour, emitido por ‘BFMTV’, Marine Le Pen tiene dificultades para imponerse e inspirar una dinámica de campaña.

Preocupación en el partido Agrupación Nacional (RN). Tras un comienzo de campaña discreto, iniciado oficialmente el 12 de septiembre de 2021 en Fréjus, pareciera que Marine Le Pen tiene ciertas dificultades para infundirle una nueva dinámica a su movimiento.

Cabe resaltar que el polemista Éric Zemmour, que caza furtivamente en sus tierras ideológicas, está por todas partes en los medios. Privado del programa diario en ‘CNews’ tras la decisión del Consejo Superior Audiovisual (CSA) de reducir el tiempo de sus intervenciones, es “candidato al debate” por “imponer” sus temas predilectos, es decir, la inmigración y el islam, en los programas televisivos.

El jueves 23 de septiembre fue invitado a un controversial debate emitido por ‘BFMTV’ y ‘RMC’, si bien el hipotético candidato aún no se ha declarado de manera oficial. Cada conferencia organizada alrededor de su libro desemboca en reunión política.

“El partido Agrupación Nacional se encuentra hoy en día en una posición muy incómoda, porque el antiguo cronista de televisión construye desde hace semanas el suspenso sobre su candidatura y despierta la atención de los medios”, resalta Jean-Yves Camus, politólogo especialista en extrema derecha francesa, entrevistado por France 24. 

A siete meses de la presidencial, la abanderada y ahora expresidenta del RN no puede contar con las encuestas para encontrar un poco de consuelo. Sus intenciones de voto no dejan de disminuir, hasta el punto de haber cruzado el umbral del 20% según varios barómetros. El estudio de Harris Interactive para Challenges publicó el martes 21 de septiembre la cifra de 18% o 19% de intenciones de voto, mientras que antes del verano seguía reuniendo un 28%, es decir, 10 puntos menos perdidos en unos cuantos meses. La cifra también es menor a su 21,3% obtenido en la primera vuelta de 2017. 

“¡Nos da igual Éric Zemmour!”

En el RN no se deja de repetir que Éric Zemmour no es una amenaza. “Nada me molesta, estoy en mi tercera presidencial y eso me da una gran experiencia en ese ámbito, la campaña es larga”, indicó Le Pen durante un desplazamiento el martes a La Tour-du-Pin, en Isère. “Tengo la calma de los veteranos”, agregó. 

Los miembros del partido se muestran igual de serenos. “¡Nos da igual Éric Zemmour! Sí, nuestros militantes lo aprecian, pero aun así sus intervenciones no lo convierten en un buen presidente. Marine Le Pen no se contenta con enunciar los problemas, ella aporta soluciones”, considera Julien Sanchez, portavoz del RN, contactado por France 24. 

“Hace varias décadas que hago política”, profundiza Philippe Olivier, consejero de Marine Le Pen. “He visto desfilar a varios hombres providenciales. Ninguno llegó hasta el final. Estuvo (Jean-Pierre) Chevènement que debía obtener 14% en las encuestas y obtuvo solo 5… De manera más reciente, predecían que las listas de los Chalecos Amarillos nos traerían problemas. Al final, prácticamente no hicieron nada. Estamos bastante tranquilos en el RN”. 

No obstante, es posible pensar que Marine Le Pen no está tan tranquila como parece. La mujer, que desde el lanzamiento de su campaña confiesa darle prioridad a los desplazamientos a la provincia junto con un puñado de periodistas de la prensa diaria regional para privilegiar la calidad de sus intercambios, parece haber cambiado de estrategia.

Eric Zemmour durante un evento para promocionar su libro, en Niza el 18 de septiembre de 2021. Valery HACHE AFP/Archives

El jueves, día del debate entre Mélenchon y Zemmour, decidió invitar a la prensa nacional a su desplazamiento por el departamento de Moselle, a Hayange y Metz. ¿Se acabaron entonces los encuentros amenos en pequeños grupos sobre temas técnicos? “Para nada”, se defienden en el RN. “La estrategia de mezclar los desplazamientos técnicos con la prensa diaria regional y de convocar a la prensa nacional para los grandes temas de campaña se hará en función de las situaciones”, le explica su consejero Philippe Olivier a France 24. 

Verdaderos signos de alarma

Desde el comienzo de su campaña, “su estrategia, que consiste en expresarse en los medios regionales y lejos de la prensa parisina que le es abiertamente hostil, es bastante bien vista”, afirma Jean-Yves Camus para France 24. “La mujer que mostró tener fallas sobre documentaciones técnicas durante el debate con (Emmanuel) Macron busca demostrar que puede ganar en dominio, en particular al ir esta semana a un aserradero en Isère”.

Lo cierto es que “la campaña de Marine Le Pen muestra verdaderos signos de alarma”, considera Olivier Rouquan, profesor de ciencias políticas e investigador asociado del Centro de Estudios e Investigaciones de Ciencias (CERSA, por sus siglas en francés). “Con su estrategia del ‘en paralelo’, que crea alianzas entre un discurso moderado con los temas estimados por la extrema derecha sobre la inmigración, termina por perder un poco a todo el mundo y debilitarse. Hoy en día, una parte de sus simpatizantes se identifica más con el discurso de Éric Zemmour, en particular sobre la inmigración”, continúa el investigador del CERSA, que, no obstante, mantiene la prudencia.

“También hay un efecto de entusiasmo alrededor de Zemmour, cuyo puntaje sigue siendo hasta ahora demasiado débil para ganar”, agrega.

Baja movilización y las cuentas por los suelos

Tras la derrota del RN en las elecciones departamentales y regionales, parece, sin embargo, que la hija de Jean-Marie Le Pen se ha demorado “en movilizar a sus votantes. No logra inspirar una dinámica. Y me temo que su eslogan de campaña sobre las libertades no logre convencer al electorado, listo para abandonarla”, añade Olivier Rouquan. 

No es fácil movilizar de manera íntegra a las tropas cuando las cuentas están por los suelos. Las finanzas del partido todavía están en rojo, con una deuda de 22,9 millones de euros en 2019, lo cual limita las posibilidades de Agrupación Nacional para encontrar préstamos con los bancos. 

De hecho, Marine Le Pen “alertó” recientemente a Emmanuel Macron sobre las dificultades de financiación de la campaña presidencial, en la cual el candidato ya no puede pedirle dinero prestado a bancos no europeos, como lo hizo el RN en Rusia para las municipales en 2014, ni a empresas privadas.

 

Este artículo fue adaptado de su original en francés 



Source link

Related posts

Así fue la octava jornada de las protestas en Francia contra el pase sanitario

admin

My Favorite Outfit For Ocean

admin

Francia acude a las urnas en la primera vuelta de las elecciones departamentales y regionales

admin

Leave a Comment