Noticias

Obispos reconocen «responsabilidad» de la Iglesia francesa en casos de pederastia


Primera modificación:

En la reunión anual de la Conferencia Episcopal de Francia, los obispos aceptaron este viernes 5 de noviembre la “responsabilidad institucional” de la Iglesia en los casos de pedofilia por parte de miembros de la institución religiosa. El anuncio llega tras la publicación en octubre del llamado informe Sauvé, que reveló que cerca de 216.000 personas han sido víctimas de violencia o agresión sexual cuando eran menores de edad por parte religiosos desde 1950.

Un hecho que sigue sorprendiendo por las escalofriantes revelaciones y el silencio que ha mantenido la Iglesia católica durante décadas.

El contenido del informe Sauvé, publicado en el mes de octubre tras dos años de investigación, pone de nuevo en el ojo del huracán a la Iglesia católica por haber guardado silencio en una serie de miles de abusos y agresiones sexuales cometidos por religiosos en los últimos setenta años.

Este viernes 5 de noviembre, los obispos franceses reunidos en la ciudad de Lourdes, al sur de Francia, decidieron “reconocer la responsabilidad institucional de la Iglesia” en las agresiones sexuales sufridas por miles de víctimas y la “dimensión sistémica” de estos crímenes.


Según el informe, desde 1950, unas 216.000 personas fueron víctimas de violencia o agresión sexual cuando eran menores de edad por parte de clérigos, sacerdotes, diáconos o religiosos. Además, si se suman las personas agredidas por laicos que trabajan en instituciones de la Iglesia (entre profesores, supervisores, ejecutivos de movimientos juveniles, etc.), el número de víctimas asciende a 330.000.

Cuando la Iglesia se hace la de la vista gorda ante la pederastia 

El presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, Eric de Moulins-Beaufort, reconoció este viernes que la Iglesia era culpable de permitir que los abusos se volvieran “sistémicos”.

Hace un mes, una comisión independiente examinó las agresiones ocurridas entre 1950 y 2020 por parte de miembros de la Iglesia católica de Francia y lo calificó de “fenómeno masivo” que había estado encubierto durante décadas por un “velo de silencio”.

El informe Sauvé, – llamado así por Jean-March Sauvé, jefe de la comisión que compiló el informe-, asegura que la “gran mayoría” de las víctimas eran niños preadolescentes de diversos orígenes sociales.


El informe, de casi 2.500 páginas, asegura también que, hasta la década de 2000, la Iglesia se mostró indiferente hacia las víctimas y que solo comenzó a cambiar realmente su actitud en 2015-2016.

“La Iglesia católica es, después del círculo de familiares y amigos, el entorno que tiene la mayor prevalencia de violencia sexual”, afirma el documento.

“Ustedes son una vergüenza para nuestra humanidad», dijo François Devaux, director de la asociación de víctimas La Parole Libérée, a los representantes de la Iglesia cuando se hizo la presentación pública del informe. Agregó que el peor crimen ha sido la “traición a la confianza, traición a la moral y traición a los niños”.

Con AFP y medios locales





Source link

Related posts

Macron presenta un plan de 30.000 millones de euros para «reindustrializar» Francia

admin

¿genio o tirano? Las controversias en torno al emperador

admin

la Asamblea aprueba un controversial proyecto de ley para combatir el extremismo islámico

admin

Leave a Comment